Bodas con esencia 2018.

Estar en los preparativos del gran día B puede parecer un proceso un poco complicado: muchos detalles qué ver, muchos conceptos que definir y por supuesto muchas decisiones que tomar; sin embargo, el conceptualizar el día del enlace nupcial pude ser una tarea sencilla y nada complicada y más cuando los parámetros de las tendencias están a la orden del día.

2017 fue un año mágico para las bodas: naturaleza, greenery, mucha vida, colores inigualables y conceptos únicos rigieron los estándares de las directrices nupciales; no obstante, el 2018 será un año que no se quedará con las ganas de ser recordado y las tendencias vienen pisando fuerte para convertir el próximo año nupcial en uno de las más grandes de la historia.

 ¿Qué nos espera para el 2018?

 Bodas industriales. Aunque esta tendencia lleva en el gusto de los novios un par de años, el concepto industrial seguirá vigente para el 2018. Una tendencia que crea un concepto de forma única: fábricas, bodegas abandonadas, texturas y colores metálicos, bombillas de luz antiguas, mobiliario desgastado y/o el cemento, realzan el concepto urbano de este estilo con un toque clásico y vibrante.

El encanto floral. La belleza que regalan las flores a estas celebraciones es única; una boda sin decoración floral no es boda pues estas se encargan de complementar de una forma especial los conceptos y montajes. Para el 2018, el estilo “jardín botánico” se hace presente para la decoración; es decir, flores en gran cantidad y en cada parte del montaje, espacios y rincones, representado a la naturaleza en su máxima expresión y siendo la inspiración completa y total del concepto nupcial, teniendo como principal idea hacer sentir a cada invitado como si estuviera dentro de un vivero. Si antes las flores cautivaban… ¡ahora más!

Geodas y minerales. Sin duda una de las tendencias más extraordinarias de 2018. El misticismo y lo mágico de las geodas acompañará a las nupcias que buscan un toque más íntimo y diferente. Los cuarzos, cristalería, velas y ágatas complementan el estilo y estos pueden estar presente en la decoración de los platos, como ilustración en las invitaciones, en el pastel y hasta en el tocado de la novia.

Estilo Boho Folk. La multiculturalidad es parte de la unión y las tradiciones se conjugan para crear conceptos diferentes; esta vez, la transformación de la tendencia boho se encamina hacia un tono envuelto de folkor, dando pie al estilo BOHO FOLK, una corriente inspirada en diversas culturas que permite conceptualizar las bodas entre colores, formas, texturas y tejidos autóctonos. Esta tendencia Boho Folk se caracteriza por mostrar una temática cultural proveniente de las raíces de la novia o el novio, siendo México una excelente inspiración: los tejidos, telares étnicos y nudos macramé; así como cactus, suculentas y flores exóticas de color intenso serán las protagonistas.

Tonos y colores. La colorimetría es la base de la conceptualización y aunque hasta el día de hoy no se ha confirmado el color del 2018, hay colores que se han perfilado para ser tendencia, destacando: airy blue, rose quartz, peach echo, lilac grey y iced coffee, tonos que sin ser tan llamativos engalanarán de una forma inimaginable la esencia nupcial.

Cada año es una oportunidad de crear cosas distintas para uno de los momentos más especiales de la vida, la imaginación es el límite y teniendo como referencia las tendencias que marcaran los conceptos nupciales, el ambientar y crear atmosferas irrepetibles es posible.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *